Síntomas de que la suspensión de tu coche está en mal estado

0

El sistema de suspensión de un coche es el conjunto de elementos que intermedia entre las ruedas del coche y el chasis, absorbiendo las irregularidades de la calle. Asegura que las ruedas están siempre en contacto con el suelo. Un sistema de suspensión en mal estado – ya sea por un desgaste excesivo o por alguna avería puntual – es muy peligroso: una simple maniobra a alta velocidad en carretera con los amortiguadores en mal estado puede provocar un accidente grave. Estos síntomas te dirán si la suspensión de tu coche está en mal estado.

El coche rebota en exceso

Empuja la carrocería de tu coche hacia abajo con tu cuerpo. La suspensión no debería rebotar cuando sueltes el coche.

Podría decirse que hay coches más “rebotones” que otros. La dureza de la suspensión y sus reglajes varían de coche a coche, pero en ningún caso un rebote excesivo es una buena señal. Si vives en una población con muchos baches, circulas habitualmente por zonas con el asfalto en mal estado – o ha pasado mucho tiempo desde que los has cambiado – tus amortiguadores podrían acusar un desgaste excesivo. Ese desgaste se evidencia en un rebote excesivo. Apóyate cerca de la rueda de tu coche y empuja la carrocería hacia abajo.

El coche debería volver a su posición original. Si rebota una o varias veces, tus amortiguadores están desgastados en exceso y tendrás que cambiarlos. En función de tu coche y su carga habitual, podría haber un desgaste más acusado en el tren delantero o el tren trasero. Es el momento de pasar por DAKER y solicitar que te cambien los amortiguadores.

Desgaste anormal en los neumáticos

Si revisas habitualmente la presión de los neumáticos, aprovecha para fijarte en el desgaste de la banda de rodadura de los neumáticos. Un desgaste excesivo del neumático por los extremos o el centro de la banda de rodadura evidencia problemas de presión, pero si el neumático presenta un desgaste anormal – por ejemplo, sólo uno de sus lados – el problema es de otro tipo. Tu coche puede necesitar alineación, en el mejor de los casos, pero este desgaste también nos da pistas acerca de otro tipo de problemas.

Unos amortiguadores desgastados en exceso, un brazo de suspensión ligeramente doblado o un cojinete en mal estado, sin ir más lejos. Acude a un DAKER. Incluso una simple inspección visual permite descubrir fugas de aceite en un amortiguador o problemas en alguna rótula. Interven antes de que el problema vaya a más.

Escuchas ruidos extraños en baches o en curvas

Si tu coche hace ruidos extraños al pasar por encima de un bache o en plena curva, hay problemas que demandan tu intervención. La lista de fallos posibles no es pequeña, pero una de las causas más habituales son bujes en mal estado. Estos componentes de goma se desgastan y pueden llegar a romperse, en cuyo caso escucharás golpes metálicos cada vez que pases por encima de un bache. No son caros y tu coche agradecerá su reemplazo. En cualquier caso, la ayuda de un buen profesional siempre es recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *