Las llantas ideales para tu auto

0

¿Sabes cuáles son las llantas que verdaderamente necesita tu vehículo?

Si tu respuesta se enfoca más a una marca o diseño en particular, tu respuesta no va por buen camino. Otros factores, como el peso que tu carro puede soportar, la velocidad máxima que puede alcanzar o la fecha en la cual fueron fabricadas las llantas son los verdaderos indicadores en los que te debes enfocar para realizar tu compra, y así brindarle a tu auto la seguridad que requiere para andar por el mundo.

Una camioneta o SUV no requiere las mismas llantas que un automóvil normal, y mucho menos un vehículo de carga necesitará las mismas llantas de uno pequeño. Lógicamente, para cada tipo de carro  hay unas llantas a su medida.  Saberlas comprar puede ser decisivo para tu seguridad.

Las consecuencias de llevar unas llantas que no son las adecuadas para tu vehículo son varias y algunas preocupantes que van desde un mayor consumo de combustible, un incremento en la rigidez de la dirección, un desgaste más rápido en las mismas, hasta problemas en la pérdida de potencia del vehículo y en la adherencia de las llantas al asfalto. También, al usar unas llantas que no son las adecuadas, estas pueden deformarse, rasgarse y dañarse muy fácilmente, incrementando las posibilidades de sufrir un accidente.

Por eso, es fundamental para cualquier conductor preventivo aprender a comprar las llantas perfectas, además de que le realice el mantenimiento preventivo y así evitar su desgaste prematuro. En el siguiente artículo te enseñaremos cómo comprarlas y cuidarlas.

¿Cómo comprar las llantas perfectas para tu vehículo?

Lo primero que debes hacer es leer, en el manual del propietario del automóvil, cuáles son las llantas que éste necesita. Esto se hace debido a que el fabricante consigna en dicho manual la referencia exacta de las llantas para las que fue diseñado el vehículo, para facilitar la compra de unas nuevas llantas cuando éstas deban cambiarse, las cuales son capaces de soportar sin ningún inconveniente las especificaciones del vehículo (peso, potencia de motor, potencia de frenado, entre otros).

Si no tienes este manual,  debes acercarte a un centro de servicios confiable para que un experto te diga exactamente cuáles son las llantas que debes comprar.

Fecha de fabricación

Un importante dato que debes tener en cuenta a la hora de comprar las llantas nuevas para un automóvil es la fecha de fabricación de las mismas, la cual no debe ser superior a seis años, ya que son unas llantas viejas así no hayan sido usadas, debido a que el caucho al entrar en contacto con el ambiente se empieza a degradar, se vuelve duro, frágil y no tiene las mismas capacidades de trasmitir las fuerzas de aceleración y frenado.

En la parte derecha del código DOT  encontramos, encerrado dentro de un óvalo,  la fecha de fabricación de la llanta. Es un número de 4 dígitos que señalan la semana y el año en que la llanta fue fabricada. En el  ejemplo anterior, tenemos que esta llanta fue fabricada en la semana 48 o última semana de noviembre del año 2000 (4800). 

Todas las llantas deben tener su fecha de fabricación visible, para que así el propietario conozca qué tan nuevas o viejas están. Es necesario conocer esta fecha, puesto que el estado de la llanta no es en sí mismo un indicador confiable de su buen estado.

Código DOT (Referencia de la llanta)

El código DOT es una referencia particular para cada llanta.

Donde:

MXV3- A: referencia de la llanta (marca)

P: significa passanger o pasajero. Quiere decir que esa llanta sirve para carros particulares. Para camionetas carga se utilizan las letras LT.

195: ancho de banda de la rodadura de la llanta o Piso (en milímetros).

65: porcentaje (%) del ancho de la banda de rodadura o piso por el alto de la llanta. Para este caso, la altura de la llanta sería el 65% de 195 mm. en total. La altura es de  127 mm.

R: tipo de llanta R es de tipo radial y D es de tipo diagonal o convencional.

15: diámetro del rin en pulgadas.

91: es el índice de carga que soporta el vehículo (en kilogramos)

H: código de velocidad: velocidad máxima que soportan las llantas de un vehículo por una hora continua (en kilómetros por hora).

 

En la siguiente tabla, encontrarás los valores correspondientes para identificar el índice de carga y el código de velocidad de tu automóvil:

Para el ejemplo anterior, el  número 91 indica que el vehículo resiste 615 kilogramos de peso (sumando el peso que se le ponga al vehículo entre pasajeros y carga y la letra H indica que las llantas del vehículo resisten  hasta 210 kilómetros durante una hora de viaje). 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *